Sobre el origen de este Blog


Este blog tiene un hermano gemelo que es Mitos Latinoamérica, que tiene una gran acogida (1'500.000 visitas). Hay semejanzas entre los dos blogs, pues ambos narran productos psíquicos. Pero la diferencia es que en aquel, yo lo alimento periódicamente con mitos de América Latina, mientras que en este blog, son los lectores mismos los que lo alimentan, al contar sus mitos personales, que son los sueños.

Así que este blog vivirá de la caridad pública, de las “donaciones” ANÓNIMAS de sueños que hagan los visitantes. Aunque son aportes de gran riqueza, no representan un valor económico sino simbólico. Este blog busca constituirse en el cajero automático de un gran Banco de Sueños, en el que cualquier lector pueda consignar sus sueños para compartirlos con los demás. Cada noche nuestra mente produce cantidades de sueños que en su enorme mayoría se olvidan y se pierden para siempre. Así que deseamos crear este espacio en el que la gente pueda compartir este hermoso material.

Acá no intentaré interpretarlos porque para hacerlo se requieren las asociaciones de los soñantes, algo imposible en un espacio como este. Pero como soñante y como terapeuta que analiza sueños en mi consulta particular, tengo la convicción de que debemos evitar que los sueños individuales se sigan extraviando noche tras noche para siempre.

Mi aporte será: 1) publicar en la columna derecha una selección de artículos que hablen sobre los sueños. 2) Clasificar los sueños en categorías, según los temas que traten. 3) Corregir la ortografía; sé que los sueños no tienen ortografía y que lo que hago es una intromisión, pero tengo una tara profesional de docente que me hace imposible publicar algo con errores ortográficos.

Así que demos comienzo a las donaciones de sueños. Pueden donarlos enviando sus sueños al correo juancalonsog@gmail.com, y yo los transcribiré como Entrada al Blog, o si quieren mantener más su anonimato, anotarlos al final de cualquier Entrada en los "Comentarios".


Un saludo cordial,

Juan Carlos Alonso
Editor del Blog



_______________________________________________________________

miércoles, 7 de mayo de 2014

El caballo en el funeral

País: Chile

Sexo: Masculino

Sueño:

Iba buscando a mi novia por un lugar al aire libre cuando me sonaba el móvil, y alcanzaba sólo a escuchar su voz diciéndome que me apurara porque ya iba a comenzar el funeral. Yo no alcanzaba a responderle en dónde me encontraba pues la comunicación se cortaba. Comenzaba a correr por caminos polvorientos del campo, mientras veía que otras personas también lo hacían. Sin embargo, veía que había varios funerales en el lugar. En la esquina de una iglesia a la que llegaba había atravesado un largo carruaje de un solo caballo. Para ganar tiempo, intento pasar por debajo del animal, pero quedo pegado a las patas delanteras del caballo. Temo que el animal me patee, pero este no lo hace. Me arrepiento de haber tratado de pasar de esa manera, así que retrocedo y paso más bien por detrás del carruaje. Cuando estoy entrando a la iglesia oigo al sacerdote decir que los animales saben cuando una persona muere y que por eso el caballo de fuera se va y, efectivamente, el caballo comienza a halar el carruaje y se aleja trotando. Yo como que no sé si he motivado eso. Veo que hay muy poca gente en el funeral. Me acerco a mi novia y la tomo de la mano.