Sobre el origen de este Blog


Este blog tiene un hermano gemelo que es Mitos Latinoamérica, que tiene una gran acogida (1'500.000 visitas). Hay semejanzas entre los dos blogs, pues ambos narran productos psíquicos. Pero la diferencia es que en aquel, yo lo alimento periódicamente con mitos de América Latina, mientras que en este blog, son los lectores mismos los que lo alimentan, al contar sus mitos personales, que son los sueños.

Así que este blog vivirá de la caridad pública, de las “donaciones” ANÓNIMAS de sueños que hagan los visitantes. Aunque son aportes de gran riqueza, no representan un valor económico sino simbólico. Este blog busca constituirse en el cajero automático de un gran Banco de Sueños, en el que cualquier lector pueda consignar sus sueños para compartirlos con los demás. Cada noche nuestra mente produce cantidades de sueños que en su enorme mayoría se olvidan y se pierden para siempre. Así que deseamos crear este espacio en el que la gente pueda compartir este hermoso material.

Acá no intentaré interpretarlos porque para hacerlo se requieren las asociaciones de los soñantes, algo imposible en un espacio como este. Pero como soñante y como terapeuta que analiza sueños en mi consulta particular, tengo la convicción de que debemos evitar que los sueños individuales se sigan extraviando noche tras noche para siempre.

Mi aporte será: 1) publicar en la columna derecha una selección de artículos que hablen sobre los sueños. 2) Clasificar los sueños en categorías, según los temas que traten. 3) Corregir la ortografía; sé que los sueños no tienen ortografía y que lo que hago es una intromisión, pero tengo una tara profesional de docente que me hace imposible publicar algo con errores ortográficos.

Así que demos comienzo a las donaciones de sueños. Pueden donarlos enviando sus sueños al correo juancalonsog@gmail.com, y yo los transcribiré como Entrada al Blog, o si quieren mantener más su anonimato, anotarlos al final de cualquier Entrada en los "Comentarios".


Un saludo cordial,

Juan Carlos Alonso
Editor del Blog



_______________________________________________________________

domingo, 27 de abril de 2014

El gato que salta al vacío

País: Colombia

Sexo: Masculino.

Sueño:

Un gato que está con nosotros se sale de la casa y yo no sé de qué manera logra llegar a las más altas cumbres, desde donde se lanza al vacío. Lo interesante es que nosotros podemos ver lo que él ve en nuestros aparatos de televisión, como si el animal llevara algún tipo de cámara. Es increíble la vista de las cosas desde las alturas. Finalmente veo cuando el gato cae al suelo sin hacerse ningún daño, y entra como si nada a donde estamos nosotros. Un segundo sueño tiene que ver con el anterior. Se trata de un par de niños gemelos que desde pequeños se entrenan para que de adultos puedan volar. Por eso, periódicamente se les colocan equipos que les permiten tener las sensaciones de vacío y de flotar en el aire. La persona que los entrena, que quizás soy yo mismo, sabe cómo hacerlo, porque cuenta con mucha experiencia en la materia.

viernes, 25 de abril de 2014

Maneras fáciles de hacer dinero

País: Colombia

Sexo: Masculino

Sueño:

Estoy con un grupo de personas cercanas. Nos entregan a cada uno una escopeta nueva, la cual podemos cargar con proyectiles que parecen píldoras médicas, que pueden herir y hasta matar, aunque no hagan ruido al ser disparadas. Salimos todos a una misión, para lo cual entramos a unos corredores que nos llevan a otros lugares. Yo voy practicando la manera de cargar el arma pues me siento poco hábil para hacerlo. Llegamos a nuestro destino y soy de los últimos en salir. Cunado lo hago, veo que de un retrato en la pared aparece la punta de un arma que me dispara, hiriéndome el hombro derecho. Corro hasta esa pared y se me ocurren varias alternativas posibles: Una, es que yo huya de allí. Otra, que introduzca la boca de mi escopeta y dispare hacia dentro, a uno lado y a otro, pero es muy posible que ya no haya nadie al otro lado. Otra es que quien me ha disparado sea una mujer y yo la pueda herir. Creo que esto último es lo que sucede. Tiempo después, se invierten los papeles y soy esta vez yo el que le disparo a ella desde un retrato en la pared. Después, nos reconocemos y hablamos de los sucedido. Lo curioso es que lo sucedido parece ofrecernos beneficios económicos a los dos. 
En un segundo sueño, hay una pareja de muchachos que atracan a la gente, incluyéndome a mí. Hay una chica que luego da la versión de los hechos, y veo que siempre da una versión diferente. Yo termino hablando con ella. Me rodean otras personas, que me dicen que yo cuente el dinero que hemos recogido en los asaltos. Yo me sorprendo pero veo que, en efecto, los bolsillos de mi saco están repletas de monadas de dólar. Comienzo a contar el dinero para distribuirlo con los demás. Mientras lo hago, les cuento que conozco otros amigos que encontraron también una manera relativamente fácil de hacer dinero, y les hablo del primer sueño.

Un roedor en mi cuarto

País: Colombia

Sexo: Masculino

Sueño:

Estoy con los míos en una alcoba que tiene dos o tres camas. En algún momento de la noche, despertamos y hablo con los demás de un animal que nos ha asustado. Lo busco y lo encuentro mimetizado en la pared. Es como un roedor de pelo hirsuto, parecido como a un tejón de color gris. Está inmóvil, pegado a la pared como un insecto. Lo comienzo a vigilar y al empujarlo, en efecto, se mueve. Poco a poco se convierte en un ratón de aspecto cómico, como de personaje de historieta. Se mueve por el piso de la habitación, y hasta se sube a la cama, al pie de donde yo estoy. Tengo en mis manos una escoba, con deseos de golpearlo, pero hay algo que me lo impide. Es una situación desesperante, pues a la vez que no soy capaz de reventarlo, me da como lástima, y me da miedo que me muerda. Pero ¡tampoco el animal intenta morderme!

miércoles, 23 de abril de 2014

El encuentro con mi alma

País: Chile

Sexo: Masculino

Sueño:

Estaba yo viviendo con un grupo de gente oriental, hombres y mujeres, y en torno a mí había un ente no físico, una especie de manchita, que era fundamental para facilitar mi relación con los demás. Es decir, mi comunicación con ellos estaba mediada por este ser. Después aparecía otra manchita de estas, y yo me preguntaba si en realidad era otra o era la misma de antes que cambiaba de aspecto, según las circunstancias. También me preguntaba si esas manchitas no eran la prueba irrefutable de la existencia del alma.

El pez tigre

País: Colombia

Sexo: Femenino

Sueño:

Soñé que estaba con mi madre y por alguna razón nos bajamos de un bus creo que huyendo de algo y resulta que empezamos a buscar cómo seguir hacia el lado al que vamos pero hay charcos por todos lados. Resulta que pasamos por una casa y de pronto una especie de pez tigre nos quiere hacer daño. Es más charro, como un tiburón pero con manchas de tigre. Es el mismo pero en el agua, acuático. Y una señora lo agarra de la cadena para que podamos pasar. Ella lo agarra y yo sigo con mi madre intentando buscar la salida y subimos a una parte alta pero es como un monte, y luego nos tenemos que devolver porque no hay trocha. Bueno, luego no me acuerdo qué pasa en ese pedazo del sueño y en la siguiente escena estoy con R. y unas personas, sentados como en una conversación en el piso, no recuerdo quiénes son las otras personas En todo caso, R. tiene unas medias de lana, marrones, que se quita un momento y luego se va a parar y se las va a poner. Las coge y se las pone delante de la gente como con mucha confianza, hasta ahí me parece que está desprovista de pudor pero nada grave, entonces medio se acuesta para subírselas y no tiene ropa interior. Yo la miro y me da un poco de vergüenza pero no le digo nada y es muy evidente que está sin depilar, que incluso miro y veo que está mal depilada, yo me hago la boba y miro hacia otro lado pensando que es pura tranquilidad frente a la desnudez pero otra chica está al lado y le alcanza a avisar para que se tape y yo me siento mal por no haberlo hecho yo.