Sobre el origen de este Blog


Este blog tiene un hermano gemelo que es Mitos Latinoamérica, que tiene una gran acogida (1'500.000 visitas). Hay semejanzas entre los dos blogs, pues ambos narran productos psíquicos. Pero la diferencia es que en aquel, yo lo alimento periódicamente con mitos de América Latina, mientras que en este blog, son los lectores mismos los que lo alimentan, al contar sus mitos personales, que son los sueños.

Así que este blog vivirá de la caridad pública, de las “donaciones” ANÓNIMAS de sueños que hagan los visitantes. Aunque son aportes de gran riqueza, no representan un valor económico sino simbólico. Este blog busca constituirse en el cajero automático de un gran Banco de Sueños, en el que cualquier lector pueda consignar sus sueños para compartirlos con los demás. Cada noche nuestra mente produce cantidades de sueños que en su enorme mayoría se olvidan y se pierden para siempre. Así que deseamos crear este espacio en el que la gente pueda compartir este hermoso material.

Acá no intentaré interpretarlos porque para hacerlo se requieren las asociaciones de los soñantes, algo imposible en un espacio como este. Pero como soñante y como terapeuta que analiza sueños en mi consulta particular, tengo la convicción de que debemos evitar que los sueños individuales se sigan extraviando noche tras noche para siempre.

Mi aporte será: 1) publicar en la columna derecha una selección de artículos que hablen sobre los sueños. 2) Clasificar los sueños en categorías, según los temas que traten. 3) Corregir la ortografía; sé que los sueños no tienen ortografía y que lo que hago es una intromisión, pero tengo una tara profesional de docente que me hace imposible publicar algo con errores ortográficos.

Así que demos comienzo a las donaciones de sueños. Pueden donarlos enviando sus sueños al correo juancalonsog@gmail.com, y yo los transcribiré como Entrada al Blog, o si quieren mantener más su anonimato, anotarlos al final de cualquier Entrada en los "Comentarios".


Un saludo cordial,

Juan Carlos Alonso
Editor del Blog



_______________________________________________________________

lunes, 30 de diciembre de 2013

La exposición a la bomba atómica


Sexo: hombre

País: Colombia

Sueño:

Estamos reunidos un grupo de personas. Todos hemos tenido una experiencia común, quizás como una bomba atómica con un brillo intensísimo. Nos reunimos día a día a seguir las instrucciones que alguien nos da. Obedecemos y es que el primer día nos expusimos unos a la luz externa, y el segundo día otros. Al tercer día, nuestras caras debieron haber quedado con huellas de exposiciones parciales, como con grandes X en las caras. Con un lápiz blanco de punta mojada nos debíamos haber delineado los pliegues de la piel y las arrugas de la cara para que en el futuro se pudieran quitar las quemaduras y no fueran a quedar las huellas negras. Así seguimos día tras día, siguiendo las instrucciones. Y ya para el día 6, algunas personas comienzan a cuestionar las reuniones y las instrucciones , porque lo positivo se demora en aparecer.

La muerte de la mujer joven en televisión

Sexo: Masculino

País: Colombia

Sueño:

Estoy viendo una película en la televisión. Trata sobre una mujer que de pronto cae al piso. La veo completamente sola en el cemento. Ha caído al lado de la maquinaria de un ascensor. Se desplomó y quedó hecha un ovillo negro porque lleva como un abrigo de ese color. Aunque no le veo la cara, sé que es una chica joven. Quizás ha muerto. Me digo que ese no puede ser el final de la película. Que todo iba demasiado bien en la película para que vaya a terminar así. Protesto. Estoy sentado en la cama y el televisor se levanta ante mí, como suspendido en el aire. Protesto y protesto y todo al mi alrededor se oscurece. Siento algo muy desagradable en mí. Como miedo. Me despierto.

La Paloma Blanca

Sexo: Masculino

País: Colombia

Sueño:

Una paloma blanca y hermosa nació en forma natural de mi cabeza en el pasado. Ahora, es como si yo se lo contara a la paloma, y ella creyera que puede volver a ingresar en mi cabeza. Me río de su bella ingenuidad. Pero me tapo las orejas pues veo que la paloma tratará de hacerlo y en su bonito intento podría hacerme daño.

Formato de sueños

(Recuerda que el sueño es ANÓNIMO, así que no debes anotar tu nombre. Tan sólo anota lo siguiente:)

Título que le das al sueño:

Sexo del soñante:

País del soñante:

Sueño:

viernes, 20 de diciembre de 2013

Cápsula del Tiempo de los Sueños

Durante el verano de 2011, mientras estaba viviendo en Rotterdam durante una residencia artística, el final de la teoría del mundo resonaba por todos los medios de comunicación, lo que planteaba muchas preguntas antes de la fecha límite, (cómo, cuándo, por qué, etc...). Empecé a reflexionar sobre el peor escenario, imaginando que al final fuera posible, probablemente, que quedaran ruinas de edificios, que no sobrevivieran ninguna  mujer ni hombre alguno, y que cuando todas las formas de vida hubieran desaparecido, tal vez alguna otra entidad u organismo inteligente visitaría nuestro mundo y residiría aquí. También podemos imaginar que en el futuro, los nuevos habitantes estarían  interesados ​​en descubrir quiénes habrían vivido en la la tierra antes que ellos. Al igual que los arqueólogos, tratarían de descubrir lo que nos dijimos, para buscar conocer nuestra historia. Me pregunté a mí misma: ¿cómo podría este organismo definir la humanidad? Una parte del conocimiento de la humanidad, recogido y conservado en bibliotecas y museos, permanece junto al resto de huellas para que estas nuevas entidades puedan entender nuestros puntos de desarrollo:  monumentos, arquitectura, el progreso tecnológico representado por los sistemas digitales y los dispositivos tecnológicos (etc...) Estos son a menudo los elementos utilizados en la verificación de nuestra existencia. Pero cuando se consideran estas clasificaciones tradicionales del conocimiento y de la ciencia, me he dado cuenta que probablemente quedarían ocultos al nuevo organismo todos los aspectos personales del ser humano, nuestros miedos y deseos, y nuestra capacidad de imaginación. Por lo tanto pensé: tal vez los sistemas convencionales de archivo son inadecuada para representar el espíritu humano.

La Cápsula de Tiempo de los Sueños se deriva de esto, intenta recobrar un aspecto que nuestro conocimiento considera inútil, pero que en realidad representa la mitad de nuestras vidas: la memoria onírica, todo aquello vivido en nuestros sueños como experiencias. El tiempo del sueño se considera comúnmente como el tiempo para tomar un descanso de la vida despierta, pero como Ignacio Maiore diría, teniendo en cuenta el cuerpo humano y sus funciones perfectas, que sería por lo menos inusual si esta capacidad de soñar de modo repetitivo fuera sólo redundante. 

Luego viene la teoría de que la capacidad de soñar podría representar un diálogo entre la vida inconsciente y la real, un tiempo suspendido, en donde lo consciente analiza los acontecimientos ocurridos durante el día y lo oculto, y hay una reacción personal a ellos. Maiore y todos los psicólogos modernos consideran el dominio simbólico de los sueños como un momento específico que permite a lo consciente revelar sus peticiones, un momento que podría repetirse muchas veces, hasta que las condiciones de esa solicitud sean aceptadas y resueltas por el sujeto durante la vida despierta. En este caso, el sueño no es sólo la representación de los deseos, sino también un recurso para entender nuestras necesidades, una indicación para resolver nuestra vida diaria. 

Si tenemos en cuenta este aspecto de los sueños, el proyecto de la Cápsula de Tiempo de los Sueños es una importante contribución a la creación de una fuente de entendimiento sobre cómo los arquetipos emergen en los sueños, a través de diferentes religiones, tradiciones, o áreas geográficas. En efecto, el proyecto partió del concepto junguiano del inconsciente colectivo como un sistema primordial universal de imágenes e ideas. ¿Cómo funciona? Mediante la creación y participación de una red de instituciones de arte y grupos de investigación a nivel internacional, el proyecto toma forma a través de dos modos diferentes.

El primer paso del proyecto consiste en la colección de sueños, durante una serie de eventos en los que se invita a los visitantes a grabar su sueños dentro de una estructura inflable ideada por el artista y diseñador Michele Tavano para que pudiera viajar fácilmente en una maleta alrededor de los continentes. La fórmula es de hecho una exposición emergente en donde la "máquina del tiempo", la Cápsula de Tiempo, se va a instalar en espacios públicos de ciudades de todo el mundo. Se hace siempre en forma gratuita para los visitantes. La estación temporal es accesible a los visitantes: pueden donar su propio sueño - un sueño que se acuerden , pero no puedan entenderlo. El objetivo es crear un laboratorio que pueda ser a la vez contenido y continente, un experimento que consiste en un archivo del proceso de la memoria onírica, un proceso de recolección de cerca de dos años de duración en total. Una vez que el viaje a través de los cinco continentes se haya completado, el archivo será simbólicamente sellado por la artista y vuelto a abrir después de cinco años para devolver cada sueño a su donante legítimo, a fin de darles una memoria paralela a la distancia histórica para permitirles comprender e interpretarlo de la mejor manera posible.

Así la Cápsula de Tiempo de los Sueños toma la forma de un performance dilatado y, luego, en la segunda fase del proyecto, debemos considerar que el relato del sueño en realidad no corresponde realmente a la verdad, pero que en cualquier caso es la única evidencia del sueño en sí, que forma el límite entre lo que es la interpretación (filtro de tradiciones orales y procesamiento verbal) y el asunto de la realidad. Debido a esto, a través de una serie de simposios con antropólogos y psicólogos, estamos trabajando en las las tradiciones culturales, los cuentos populares, las lenguas y los estilos narrativos que podrían ser preservados en la matriz "onírica".

El primer punto de recolección estuvo en Turín, en Noviembre de 2011, durante la feria de arte Artissima, luego en El Cairo, en la Galería Casa del Pueblo, donde fui invitada a asistir al programa de residencia, en mayo - junio de 2012; en Estocolmo, en el Arkitekturmuseet, que fue el soporte parcial de la estructura inflable, y en Fittja, durante el festival de arte público Fittja Abierto, bajo la invitación de la residencia Botkyrka Konsthall . 

El proyecto fue organizado en Colombia, en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en Bogotá, y luego viajará a Umea en 2014 durante la celebración de la Umea City Culture, y estamos planeando diferentes puntos de recogida a lo largo de los cinco continentes.

Eva Frapiccini

<h2>Home</h2>
Riga 2013

La aplicación que busca construir una base de datos mundial de sueños


La mayoría de ellos se esfuman con la misma presteza con la que los párpados se despegan. Otros sueños se resisten y perduran en nuestra mente como si fueran reales, durante unos instantes, hasta que la vigilia se hace evidente. Y, los menos, permanecen entre nuestros recuerdos, envueltos en esa nebulosa onírica tan característica. Pero todos y cada uno de ellos tienen algo en común: contienen información tan indescifrable como relevante.

Por eso, los sueños cautivaron al hombre desde la antigüedad. Los de aquella época los consideraban mensajes divinos. Ya en el siglo XX, el psicoanálisis catalogó a los sueños como delatores del inconsciente, algo que fascinó a los artistas surrealistas del momento.

Y mientras el hombre seguía divagando sobre la naturaleza divina o pagana de los sueños, o sobre lo que son capaces de decir sobre nosotros, millones de ellos continuaban esfumándose todos los días con cada despertar. Y con ellos, todos sus posibles datos de interés…

“Nuestro cerebro es un gran solucionador de problemas y la mayor parte de esas soluciones brotan durante el sueño”, señala Hunter Lee Soik, para luego recordar algunas de las grandes ideas que fueron concebidas durante un sueño: “Frankenstein, la tecnología láser, la electricidad, la resistencia pacífica…” Todas ellas salieron victoriosas ante el gran enemigo del sueño: el despertar. Aunque son la excepción porque se calcula que el 95% de lo que soñamos se olvida durante los cinco primeros minutos de vigilia.

¿Qué ocurriría si pudiéramos recordar todos nuestros sueños? O, mejor, aún, ¿qué pasaría si supiéramos hacer uso de su contenido? El propio Hunter Lee Soik trató de resolver la incógnita con ayuda de sus dos socios. Los tres son los creadores de Shadow, una aplicación cuyo objetivo es evitar que los sueños pasen al olvido, y que consiguió superar con creces la financiación necesaria para su puesta en marcha con su campaña en Kickstarter.

La propia idea de Shadow nació de un sueño o, mejor dicho, de los muchos sueños que durante una temporada tenía Hunter y que nunca conseguía recordar. “Mi trabajo en dos startups me imponía un horario imposible. No dormía lo suficiente y cuando echaba una cabezada me adentraba en un mundo del que no quería despertar. Quería recordarlos para siempre pero no había manera de hacerlo”.

Con Shadow, Solk y el resto de su equipo se propusieron crear una dinámica del despertar que permitiese capturar los sueños. La base de este ritual es un reloj despertador con una alarma gradual que permite pasar de forma escalonada la fase hipnopómpica (esa etapa de transición entre la semi-insconsciencia del sueño y la vigilia).

“El aumento gradual de volumen ayuda a recordar mejor los sueños al lograr pasar por esta fase de forma más suave y lenta que lo que permitiría la alarma de un reloj estándar”.

Es entonces el momento de hablar, escribir o responder preguntas sobre el sueño. La aplicación se encarga de registrarlo todo. Transcribe o graba lo que le cuenta el usuario y, en el caso de que a este le cueste recordar detalles del sueño, le plantea una serie de 5 a 10 preguntas para favorecer la rememoración. Todo en menos de cinco minutos para evitar que los sueños se pierdan para siempre por el desagüe de la memoria.

Una vez que la información está registrada, es el individuo (ya despierto del todo) el que decide qué hacer con ella. “Shadow tiene una naturaleza social aunque los sueños son algo muy personal”. De ahí que la aplicación dé la posibilidad al individuo de reservar los detalles de su sueños para él o compartirlos con el resto de usuarios, preservando sus datos personales.

Los que opten por esta última posibilidad estarán contribuyendo con el gran objetivo de Shadow: desarrollar la mayor base de datos del mundo sobre los sueños. “El uso prolongado de la aplicación deriva en una gratificante experiencia, ya que Shadow visualiza los patrones de sueño e identifica temas comunes. Usando el contenido del sueño de otros usuarios, la aplicación convierte a estos símbolos y experiencias en conocimiento. Al mismo tiempo que aprendes acerca de ti mismo, estamos trabajando para organizar todos estos datos en la mayor base de datos de sueños humanos en el mundo”.

Ni Solk ni el resto del equipo de Shadow son científicos por lo que para la puesta en marcha del proyecto se han rodeado de varios especialistas en el estudio del sueño. “Al combinar los datos extraídos del seguimiento diario con las conclusiones de investigaciones científicas y psicológicas, Shadow puede visualizar y contextualizar los sueños y ayudar a los usuarios a que recuerden sus sueños y que los entiendan”.

Con todo eso, Solk confía en poder crear la mayor comunidad mundial sobre algo tan poco valorado como el sueño. “Estamos socializados para pensar en el sueño como la inactividad pero ciertas partes de nuestro cerebro están más activas mientras estamos durmiendo. Al igual que los astronautas que miran la Tierra cuando salen al espacio por primera vez, Shadow permite ver el mundo desde un ángulo diferente. No sé lo que todos estos datos revelarán acerca de nuestro mundo, pero estoy seguro de que será algo alucinante”.

Gema Lozano