Sobre el origen de este Blog


Este blog tiene un hermano gemelo, Mitos Latinoamérica, que tiene una gran acogida (1'750.000 visitas). Hay semejanzas entre los dos blogs, pues ambos narran productos psíquicos. Pero la diferencia es que en aquel, yo lo alimento periódicamente con mitos de América Latina, mientras que en este blog, son los lectores mismos los que lo alimentan, al contar sus mitos personales, que son los sueños.

Así que este blog vivirá de la caridad pública, de las “donaciones” ANÓNIMAS de sueños que hagan los visitantes. Aunque son aportes de gran riqueza, no representan un valor económico sino simbólico. Este blog busca constituirse en el cajero automático de un gran Banco de Sueños, en el que cualquier lector pueda consignar sus sueños para compartirlos con los demás. Cada noche nuestra mente produce cantidades de sueños que en su enorme mayoría se olvidan y se pierden para siempre. Así que deseamos crear este espacio en el que la gente pueda compartir este hermoso material.

Acá no intentaré interpretarlos porque para hacerlo se requieren las asociaciones de los soñantes, algo imposible en un espacio como este. Pero como soñante y como terapeuta que analiza sueños en mi consulta particular, tengo la convicción de que debemos evitar que los sueños individuales se sigan extraviando noche tras noche para siempre.

Mi aporte será: 1) publicar en la columna derecha una selección de artículos que hablen sobre los sueños. 2) Clasificar los sueños en categorías, según los temas que traten. 3) Corregir la ortografía; sé que los sueños no tienen ortografía y que lo que hago es una intromisión, pero tengo una tara profesional de docente que me hace imposible publicar algo con errores ortográficos.

Así que demos comienzo a las donaciones de sueños. Pueden donarlos enviando sus sueños al correo juancalonsog@gmail.com, y yo los transcribiré como Entrada al Blog, o si quieren mantener más su anonimato, anotarlos al final de cualquier Entrada en los "Comentarios".


Un saludo cordial,

Juan Carlos Alonso
Editor del Blog



_______________________________________________________________

sábado, 25 de enero de 2014

El cambio de casa

Sexo: Femenino

País: Colombia

Sueño:

Estoy en una casa escogida por mi mamá y mi prima, con el trasteo sin desempacar, es una casa vieja, en un barrio muy tradicional de la ciudad. Mi esposo está muy descontento y no le encuentra ninguna ventaja. Me dice que él no cambia por nada nuestra casa anterior. Yo no entiendo qué hicimos la casa, si la arrendamos, por qué nos salimos de ella, pero sé que la podemos recuperar. Yo le digo que esta casa es más calientita y que por eso dormimos hasta tarde, pero él me dice que no le gusta nada y me insiste que no cambia nuestra casa, el barrio, (todo lo nuestro). Lo único que hay muy arreglado es nuestro closet, con poquita ropa, a un lado la mía colgada y al otro la de él, todo muy organizado.  Está toda la familia extendida, mis papás pero sobre todo mi mamá, mis hermanos, mi prima y mi hijo mayor. Mi nieta está al cuidado de mi mamá (su bisabuela) porque ese día no hay colegio. Yo le digo a mi esposo que hay otra ventaja y es que se puede ver desde la ventana de la sala hacia la calle, cosa que no podíamos desde nuestra casa anterior, y que estamos más conectados con la vida de la ciudad. Me voy a asomar a la ventana de la sala y hay un muchacho cambiando un vidrio, enviado por el vecino, pues el vidrio está flojo. Cuando me asomo veo a una prostituta de unos 50 años, vestida de odalisca, con chaleco de seda pegado al cuerpo y un pantaloncito corto, la blusa roja y el pantalón verde de seda, como una de mis pijamas de seda. Ella tiene un alfanje en la mano y temo que se acerque a la ventana e intente cortarme la cara. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario