Sobre el origen de este Blog


Este blog tiene un hermano gemelo, Mitos Latinoamérica, que tiene una gran acogida (1'750.000 visitas). Hay semejanzas entre los dos blogs, pues ambos narran productos psíquicos. Pero la diferencia es que en aquel, yo lo alimento periódicamente con mitos de América Latina, mientras que en este blog, son los lectores mismos los que lo alimentan, al contar sus mitos personales, que son los sueños.

Así que este blog vivirá de la caridad pública, de las “donaciones” ANÓNIMAS de sueños que hagan los visitantes. Aunque son aportes de gran riqueza, no representan un valor económico sino simbólico. Este blog busca constituirse en el cajero automático de un gran Banco de Sueños, en el que cualquier lector pueda consignar sus sueños para compartirlos con los demás. Cada noche nuestra mente produce cantidades de sueños que en su enorme mayoría se olvidan y se pierden para siempre. Así que deseamos crear este espacio en el que la gente pueda compartir este hermoso material.

Acá no intentaré interpretarlos porque para hacerlo se requieren las asociaciones de los soñantes, algo imposible en un espacio como este. Pero como soñante y como terapeuta que analiza sueños en mi consulta particular, tengo la convicción de que debemos evitar que los sueños individuales se sigan extraviando noche tras noche para siempre.

Mi aporte será: 1) publicar en la columna derecha una selección de artículos que hablen sobre los sueños. 2) Clasificar los sueños en categorías, según los temas que traten. 3) Corregir la ortografía; sé que los sueños no tienen ortografía y que lo que hago es una intromisión, pero tengo una tara profesional de docente que me hace imposible publicar algo con errores ortográficos.

Así que demos comienzo a las donaciones de sueños. Pueden donarlos enviando sus sueños al correo juancalonsog@gmail.com, y yo los transcribiré como Entrada al Blog, o si quieren mantener más su anonimato, anotarlos al final de cualquier Entrada en los "Comentarios".


Un saludo cordial,

Juan Carlos Alonso
Editor del Blog



_______________________________________________________________

viernes, 17 de enero de 2014

Las gemelas antagónicas

Sexo: Femenino

País: Colombia

Sueño:

Tengo a mi cargo dos niñas. Creo que no son mis hijas pero están bajo mi responsabilidad, y me las han entregado hace poco. Yo estoy de espaldas a la puerta de entrada a un salón que puede ser una sala, un salón de juegos, un espacio de un colegio. Puede estar cerrado pero en el horizonte parece un espacio abierto. Las dos niñas, que pueden ser mellizas, son una gigante, inmensa, vestida con un abrigo de uniforme azul oscuro, largo, sombrero azul oscuro, redondo en el centro y con ala corta; los zapatos son cerrados, azul oscuro, se ven pesados. Frente a mí hay una escalera, con espacio abierto entre los escalones. La gigante va a subir y yo me voy detrás de ella pues me preocupa los daños involuntarios que cause en la escalera y en la edificación, con su volumen y su peso. Debajo de la escalera, en cuclillas, mirando asustada, está la enanita. Es muy pequeña, parece una niñita mendiga, con un vestidito de tela sin abrigo, con rotos en el vestido. La piel y el cabello son pálidos, y el cabello es ralo como el de los niños desnutridos. Yo la miro y la tengo que dejar ahí para irme detrás de la gigante. Siento sus pasos retumbar, la veo moverse pesada, torpe. Pienso en lo que implica su cuidado, su ocupación del espacio, la desproporción de su tamaño frente a la escala de las personas y los espacios de personas de estatura normal. Sigo subiendo la escalera, ella está ya en el segundo piso y sigue caminando. Toda la construcción se mueve con sus pasos. Pienso con gran preocupación en el tamaño de sus deposiciones (cagadas), en el tipo de sanitario que necesitaría para su dimensión, que no se encuentra disponible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario