Sobre el origen de este Blog


Este blog tiene un hermano gemelo, Mitos Latinoamérica, que tiene una gran acogida (1'750.000 visitas). Hay semejanzas entre los dos blogs, pues ambos narran productos psíquicos. Pero la diferencia es que en aquel, yo lo alimento periódicamente con mitos de América Latina, mientras que en este blog, son los lectores mismos los que lo alimentan, al contar sus mitos personales, que son los sueños.

Así que este blog vivirá de la caridad pública, de las “donaciones” ANÓNIMAS de sueños que hagan los visitantes. Aunque son aportes de gran riqueza, no representan un valor económico sino simbólico. Este blog busca constituirse en el cajero automático de un gran Banco de Sueños, en el que cualquier lector pueda consignar sus sueños para compartirlos con los demás. Cada noche nuestra mente produce cantidades de sueños que en su enorme mayoría se olvidan y se pierden para siempre. Así que deseamos crear este espacio en el que la gente pueda compartir este hermoso material.

Acá no intentaré interpretarlos porque para hacerlo se requieren las asociaciones de los soñantes, algo imposible en un espacio como este. Pero como soñante y como terapeuta que analiza sueños en mi consulta particular, tengo la convicción de que debemos evitar que los sueños individuales se sigan extraviando noche tras noche para siempre.

Mi aporte será: 1) publicar en la columna derecha una selección de artículos que hablen sobre los sueños. 2) Clasificar los sueños en categorías, según los temas que traten. 3) Corregir la ortografía; sé que los sueños no tienen ortografía y que lo que hago es una intromisión, pero tengo una tara profesional de docente que me hace imposible publicar algo con errores ortográficos.

Así que demos comienzo a las donaciones de sueños. Pueden donarlos enviando sus sueños al correo juancalonsog@gmail.com, y yo los transcribiré como Entrada al Blog, o si quieren mantener más su anonimato, anotarlos al final de cualquier Entrada en los "Comentarios".


Un saludo cordial,

Juan Carlos Alonso
Editor del Blog



_______________________________________________________________

domingo, 26 de enero de 2014

Se va la luz en los baños

Sexo: 

Masculino

País: Colombia

Sueño:


Estoy en mi oficina, más grande y diferente a la real, en un lugar compartido y con recepcionistas. Voy al baño masculino y veo a dos hombres sentados al lado de la entrada, en donde hay algo de luz. El resto está a oscuras. Voy al interruptor y lo prendo pero veo que algo no funciona. Salgo y voy donde un par de recepcionistas que son desconocidas para mi. Una de ellas es negra. Quizás las dos. Están hablando entre ellas y aunque yo las saludo, ellas están distraídas y apenas me responden. Les cuento que el baño de hombres esta a oscuras. Una de ellas dice algo como que "Aún no lo han arreglado", y llama por teléfono para avisar sobre el daño.
Afuera de mi oficina hay unos sofás largos y hay una niñita como de unos 8 años con una cara muy interesante, como muy despierta e inteligente, pero se muestra a la espera de alguien. Me llama mucho la atención de su cara. Luego estoy nuevamente en la zona de la recepción pero veo que todo esta en la penumbra y que no hay nadie. 
En el sofá de antes, veo las cosas de la niñita, como juguetes y ropa, todo doblado y ordenado. Me siento al lado y trato de dejar todo ordenado como estaba. 
Voy al teléfono para avisar sobre el daño del interruptor, pero no sé a que número llamar. De pronto llega la luz y veo que era un daño general. Se abre la puerta de una oficina y aparece mi amiga M. S. Yo la saludo bien, pero no en forma cálida como lo haría en la realidad. Veo que ella estaba a oscuras con la niña que vi antes.
Mi sobrina está a mi lado y me dice que quiere ir al baño pero que está ocupado hace rato. Los baños quedan detrás de donde esta el sofá. Miro por debajo de las paredes de los baños y veo que en efecto uno esta ocupado, pero no el otro. Se lo digo a mi sobrina y la llevo hasta la entrada del baño desocupado. 
Después veo a la niñita de antes en el sofá, pero se ha transformado y ahora es más pequeñita, como de 3 o 4 años. Hay una muñeca a su lado que no se sí es de ella o de mi sobrina. Se lo pregunto a la niña y duda pero luego me dice que no es de ella. Le insisto y ella lo niega nuevamente. Término diciéndole que me quedaré con la muñeca pero que sí luego se da cuenta que sí era suyo, me diga y yo se la devolveré. 
Finalmente llega mi esposa a mi oficina (donde antes estaban los baños). Hay unas camas camarotes. Ella viene como adolorida. Yo la ayudo a subir a la cama de arriba y allí la acuno


1 comentario:

  1. Juan Carlos excelente iniciativa y en mi caso una linda sincronía pues en estos días estuve revisando mis aspiraciones al futuro escritas hace muchos años y entre ellas estaba la creación de un Laboratorio de Sueños con temática afin a lo que propones..pronto estaré gustoso de aportar a este lúdico y onírico proyecto...abrazods

    ResponderEliminar