Sobre el origen de este Blog


Este blog tiene un hermano gemelo, Mitos Latinoamérica, que tiene una gran acogida (1'750.000 visitas). Hay semejanzas entre los dos blogs, pues ambos narran productos psíquicos. Pero la diferencia es que en aquel, yo lo alimento periódicamente con mitos de América Latina, mientras que en este blog, son los lectores mismos los que lo alimentan, al contar sus mitos personales, que son los sueños.

Así que este blog vivirá de la caridad pública, de las “donaciones” ANÓNIMAS de sueños que hagan los visitantes. Aunque son aportes de gran riqueza, no representan un valor económico sino simbólico. Este blog busca constituirse en el cajero automático de un gran Banco de Sueños, en el que cualquier lector pueda consignar sus sueños para compartirlos con los demás. Cada noche nuestra mente produce cantidades de sueños que en su enorme mayoría se olvidan y se pierden para siempre. Así que deseamos crear este espacio en el que la gente pueda compartir este hermoso material.

Acá no intentaré interpretarlos porque para hacerlo se requieren las asociaciones de los soñantes, algo imposible en un espacio como este. Pero como soñante y como terapeuta que analiza sueños en mi consulta particular, tengo la convicción de que debemos evitar que los sueños individuales se sigan extraviando noche tras noche para siempre.

Mi aporte será: 1) publicar en la columna derecha una selección de artículos que hablen sobre los sueños. 2) Clasificar los sueños en categorías, según los temas que traten. 3) Corregir la ortografía; sé que los sueños no tienen ortografía y que lo que hago es una intromisión, pero tengo una tara profesional de docente que me hace imposible publicar algo con errores ortográficos.

Así que demos comienzo a las donaciones de sueños. Pueden donarlos enviando sus sueños al correo juancalonsog@gmail.com, y yo los transcribiré como Entrada al Blog, o si quieren mantener más su anonimato, anotarlos al final de cualquier Entrada en los "Comentarios".


Un saludo cordial,

Juan Carlos Alonso
Editor del Blog



_______________________________________________________________

jueves, 6 de febrero de 2014

Persecución en un rascacielos

País: Colombia

Sexo: Femenino

Sueño:

Una superficie plana y amplia se expande frente a mí, en la primera fase veo una serie de carros transitar a toda velocidad, en medio de árboles, jardines y zonas verdes. Sin embargo, no es infinito el espacio donde me movilizo pues todo está enmarcado en esta superficie que mencioné anteriormente y cuyo límite es el vacío.
Estoy en el último piso de un rascacielos sin poder escapar,  voy siendo perseguida por algunas personas que se desfiguran y no reconozco, pero al parecer me quieren hacer daño o al menos tienen  la intención de asesinarme. Corro sin descanso, cada vez más agitada, intentando hallar una salida, cuando siento el peligro sobre mí, giro la cabeza. En seguida me doy cuenta de que tengo unos patines clásicos de 4 ruedas; veo que físicamente soy la campeona nacional de patinaje, a pesar de ello la gente de la que huía me encuentra y no obstante mantienen claro su objetivo de hacerme daño.
Continuo a toda velocidad patinando por toda la superficie que ahora es un parqueadero cerrado, cuyas ventanas se estiran desde el piso hasta el techo.
Al llegar a una de ellas ya puedo observar de cerca a la patinadora sin ser ella, puedo verla como un cuerpo exterior a mí, que intenta huir en defensa propia.
En ese momento yo la detengo y le hago preguntas acerca de los motivos que tiene la gente para fulminarla, aunque todo ocurre muy rápido y no hay mucho tiempo para hablar, ella me dice que para moverse y lograr lo que uno quiere es muy sencillo, hay que arriesgarse; me lanza una frase acerca de las montañas algo así como: “No importa si las montañas tienen, picos, si son curvas, altas, o bajas, lo importante es de acuerdo a sus formas, saber deslizarse y atravesarlas”.
A continuación la gente, se acerca yo salgo corriendo detrás de ella, la patinadora, se gira y comienza a deslizarse  hacia atrás diciendo que me va a dar un ejemplo: de lo que me acaba de explicar. Haciendo una curva rápida y un salto, sin mirar la ventana que está abierta justo detrás suyo, ella salta al vacío y yo grito para avisarle pero ya era demasiado tarde.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario